Bolivia rompió el martes relaciones diplomáticas con Israel en protesta por la ofensiva en Gaza tras el ataque del movimiento islamista palestino Hamás el 7 de octubre y Colombia y Chile llamaron a consultas a sus embajadores en Tel Aviv.

El gobierno boliviano de izquierda, encabezado por presidente Luis Arce, fue el primero de Latinoamérica en cortar vínculos con Israel desde que estalló el conflicto después de un sangriento asalto de Hamás en territorio israelí.

Bolivia “ha tomado la determinación de romper relaciones diplomáticas con el Estado de Israel en repudio y condena a la agresiva y desproporcionada ofensiva militar israelí que se realiza en la Franja de Gaza”, señaló el vicecanciller Freddy Mamani.

Israel respondió acusando a Bolivia de capitular frente al “terrorismo”. 

“La decisión del gobierno de Bolivia de cortar los lazos diplomáticos con Israel es una capitulación frente al terrorismo y al régimen de los ayatolás de Irán”, afirmó el miércoles el portavoz del ministerio israelí de Relaciones Exteriores, Lior Haiat.

“El gobierno boliviano se alinea con la organización terrorista Hamás, que masacró a más de 1.400 israelíes y secuestró a 240 personas, entre ellas niños, mujeres, bebés y ancianos”, agregó en referencia al balance del ataque del 7 de octubre.

Desde los ataques de Hamás en Israel, los bombardeos israelíes en la Franja de Gaza ha dejado más 8.500 fallecidos, muchos de estos niños, según las autoridades sanitarias de este territorio palestino, gobernado por Hamás.

Chile, por su parte, llamó a consultas en la noche del martes a su embajador en Tel Aviv por “las inaceptables violaciones del Derecho Internacional Humanitario en que ha incurrido Israel en la Franja de Gaza”, según un boletín de la cancillería del gobierno del izquierdista Gabriel Boric.

“Chile condena enérgicamente y observa con gran preocupación que dichas operaciones militares – que a estas alturas de su desarrollo comportan un castigo colectivo a la población civil palestina en Gaza – no respetan normas fundamentales”, indicó el gobierno.

En la misma línea, el presidente de Colombia, Gustavo Petro, convocó a su embajadora en Tel Aviv. “Si Israel no detiene la masacre del pueblo palestino no podemos estar allá”, añadió el primer mandatario izquierdista del país en su cuenta de X.

– Hamás saluda decisión de Bolivia-

En su declaración, las autoridades bolivianas no mencionaron el violento asalto de Hamás en territorio israelí.

Hamás saludó en un comunicado el martes el anuncio de Bolivia expresando su “gran estima” por la decisión que tomó frente al gobierno del primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, e instó “a los países árabes que han normalizado sus relaciones” con Israel a hacer lo mismo.

Bolivia ya había roto en otras ocasiones las relaciones diplomáticas con Israel, que datan de 1969. En 2009, el gobierno del líder indígena Evo Morales (2006-2019) – exaliado de Arce – tomó la misma determinación por una ataque israelí en la Franja de Gaza.

La Paz retomó las relaciones una década después por orden de la mandataria derechista Jeanine Áñez, quien sustituyó a Morales en el poder en medio de una severa crisis interna.

– Aplauso con críticas –

La ministra de la presidencia, María Nela Prada, -que habló en una rueda de prensa en calidad de canciller encargada- expresó que su gobierno “comparte” la condena del secretario general de la ONU, António Guterres, frente a la situación en Gaza.

“Al mismo tiempo llamamos al diálogo y soluciones estructurales que respeten la vida, para evitar una mayor escalada en el conflicto”, añadió.

Morales – ahora enfrentado con Arce – destacó la decisión del gobierno, aunque con críticas.

“Finalmente, y a presión del pueblo, el gobierno ha decidido romper relaciones diplomáticas con Israel. Lo hace después de estar tres años en el poder y después de que el régimen israelí asesinó a más de 8.500 personas”, afirmó desde X.

Antes de romper relaciones con Israel, el presidente Arce se reunió el lunes con el embajador palestino, Mahmoud Elalwani, y expresó su rechazó a “los crímenes de guerra que se cometen en Gaza” y abogó por un territorio para los palestinos sin ocupación israelí.

Publicaciones Similares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *